brosacor No hay comentarios
Una simple prueba del ojo podría ayudar a resolver la causa global más grande de ceguera irreversible, el glaucoma. En ensayos clínicos, el diagnóstico pionero -desarrollado por investigadores de las británicas University College London (UCL) y Western Eye Hospital- ha permitido a los médicos ver la muerte individual de células nerviosas en la parte posterior del ojo.


El glaucoma afecta a 60 millones de personas en el mundo, con una de cada diez que sufre pérdida total de la visión en ambos ojos, por lo que la detección temprana significa que los médicos. Una nueva prueba detecta los primeros signos del glaucoma pueden comenzar los tratamientos antes de que comience la pérdida de la vista. Esta nueva prueba diagnóstica, cuyos primeros resultados se publican en la revista Brain, también tiene potencial para el diagnóstico precoz de otras patologías neurológicas degenerativas, como el Parkinson, el Alzheimer y la esclerosis múltiple.

“La detección temprana del glaucoma es vital, ya que los síntomas no siempre son obvios y, aunque la detección ha mejorado, la mayoría de los pacientes han perdido un tercio de la visión en el momento en que son diagnosticados”, ha advertido Francesca Cordeiro, del Instituto de Oftalmología de UCL.

La pérdida de la vista en pacientes con glaucoma es causada por la muerte de las células en la retina en la parte posterior del ojo y esta muerte celular se llama apoptosis. Al igual que con otras enfermedades neurodegenerativas, se pierden más y más células nerviosas a medida que la enfermedad progresa.

Con 10 años de adelanto
“El tratamiento es mucho más exitoso cuando se inicia en las primeras etapas de la enfermedad, cuando la pérdida de la vista es mínima. Nuestro desarrollo significa que podríamos diagnosticar a pacientes diez años antes de lo que era posible anteriormente”, ha celebrado esta experta.

La técnica desarrollada se llama DARC, que significa la detección de apoptosis celular en la retina. Utiliza un marcador fluorescente especialmente desarrollado que se une a las proteínas celulares cuando se inyecta en los pacientes. Las células enfermas aparecen como manchas fluorescentes blancas durante el examen ocular.

El examen utiliza el equipo que se emplea durante los exámenes oculares de rutina hospitalarios. Los investigadores esperan que eventualmente sea posible para los ópticos hacer las pruebas, permitiendo una detección aún más temprana de la enfermedad.

Los ensayos clínicos iniciales se llevaron a cabo en un pequeño número de pacientes con glaucoma y se compararon con pruebas en personas sanas, permitiendo establecer la seguridad de la prueba para los pacientes. A partir de ahora se realizarán más estudios sobre DARC y cómo se puede utilizar no sólo para diagnosticar y tratar a los pacientes con glaucoma, sino también para otras patologías neurodegenerativas.